Teletrabajo

CompartirloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Sonó la alarma. Es hora de levantarse, arreglar la casita (por lo menos lo básico, no soy de las afortunadas que tienen ayuda doméstica), dejar la mitad de la comida lista y la ropa en la lavadora para la tarde.  Pero la verdad la cama está tibia y no tengo ganas de levantarme y me pregunto. Y si, ¿pudiera trabajar sin salir de casa? en verdad ¿hace falta mi presencia en la oficina para cumplir con mis actividades y objetivos?  Sería más fácil no ir y hacerlo desde mi hogar. Por lo menos me ahorro el tiempo que me toma en ir al trabajo, en mi caso es poco, pero hay personas que invierten horas enteras en trasladarse, además podría combinar de mejor manera los pendientes de la casa con los de la oficina.

Y si el teletrabajo sería más aceptado, quizás todo lo anterior se convertiría en realidad.  Pero, ¿por qué en nuestra sociedad aún no se ha desarrollado el concepto de teletrabajo?

  • Desconfianza en las tecnologías de información.  Aún no se entiende a profundidad cual es el alcance de las comunicaciones, quizás en nuestro medio apenas están estabilizandose y es por ello, para un escenario de teletrabajo sería inadmisible que el internet se interrumpa por ejemplo, situación que aún es común aquí.
  • Costos y capacidad de las comunicaciones. Lamentablemente en nuestro medio los costos aún son demasiado altos para la capacidad que nos brindan las Tecnologías de la Información, seguramente porque nuestras operadoras y proveedores aún no cuentan con la infraestructura mínima necesaria.
  • Desconocimiento del uso de las Tecnologías de la Información. La brecha digital que existe en nuestro medio todavía es demasiado grande para acceder a este tipo de servicios.  La mayoría de  personas continuan creyendo que es necesario estar en la oficina para poder conectarse a la red y obtener los documentos necesarios para su gestión.
  • Falta de marco legal para proteger la información que se envía. Quizás todo lo anterior se vería apalancado por la existencia de un marco legal robusto que acá aún no existe, apenas se está haciendo los primeros esfuerzos para cubrir este hueco.
  • Falta de estándares aceptados para este tipo de actividades. En una sociedad que apenas está entendiendo la importancia de apegarse a estandares y normas para producción y otras actividades es de esperarse que todavía ni se piense en todas las ventajas que puede signifcar el teletrabajo.
  • Poca costumbre de trabajar por resultados. Lamentablemente en nuestra sociedad, aún estamos acostumbrados a recibir un salario por vender nuestro tiempo.  Salvo muy pocas excepciones, dan más de lo que se solicita y siempre alcanzan y sobrepasan los resultados esperados.  Sin embargo la mayoría solo cumple con un horario, si no tiene tareas que hacer es mejor para ellos. Por ello sería difícil el teletrabajo, pues no se enfocan en los resultados.

Las tecnologías de información cada vez son más avanzadas y nos ofrecen infinitas posibilidades de realizar cosas vía remota, incluso desde los dispositivos móviles, en algunos casos ya ni siquiera es necesario contar con una máquina portátil, basta un smartphone para realizar varias tareas como conectarse remotamente a la oficina, para tener una videoconferencia y otras maravillas

En realidad tengo la esperanza que estos puntos y quizás algunos otros que pude haber pasado por alto se puedan solventar muy pronto y así poder despachar mails desde mi tibia cama y trazarme un horario que me permita balancear mi vida personal con mi vida profesional de una manera más equitativa




CompartirloShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

0 thoughts on “Teletrabajo

  1. Yo pienso en el control, una cosa es que produzcas bajo la mirada ocasional de tu jefe y otra que lo hagas sin control. Mientras no se tenga la madurez necesaria es difícil arriesgarse a soltar un poco la cadena. La mayoría de personas que son sus propios jefes y trabajan en la casa son terribles en cuanto a organización, no tienen un horario fijo y todo lo hacen al apuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© 2018 — Contacto: @drylin — Actualizado: diciembre 28, 2018 — Visitas totales: 2,342 — Últimas 24 horas: 14 — Conectados: 0